Vida de Victorio Alfieri

[Traduzione di José Daniel Henao Grisales ]

[QUI] potete leggere il testo italiano già pubblicato su Retroguardia.

 Vida de Victorio Alfieri

De Francesco Sasso

De pocos autores se conoce la vida a través de una obra de la manera como se conoce en “Vida” de Alfieri(1749-1803), pues en ella se describe más lo que él creía ser, que lo que era realmente. Es pues esta todavía una obra muy interesante, en la que aparece muy clara la crisis del Iluminismo y el primer anuncio de la nueva época del romanticismo.

 
He leído “Vida” en el Octubre del 2006 devorando ávidamente el  libro Alfierano. Es esta la lectura más hermosa de mi vida. ¡Dios mío!, no es la única, pero es uno de los textos más felices de la narrativa Italiana que he leído.

 
Alfieri comenzó su obra en el 1790 mientras estaba en París; allí llegó sólo hasta después de sus primeros cuarenta y un años de vida, empezando desde la infancia (1749-1758) solitaria, cerrada y triste, y continuando con la adolescencia (1758-1758-1766) intolerante y rebelde, transcurrida toda en la academia de Torino, que no dejaba de  parecerle una cárcel. De allí la juventud (1766-1775) exuberante, intranquila y tempestuosa, ocupada por seis años consecutivos con los amigos de Torino hasta su madurez (1775-1803). Esta última parte fue continuada en Florencia en el año 1803, llevándolo hasta los postreros meses de de su vida.

 
La primera parte de la obra nos revela de una manera muy evidente, el temperamento hermético y triste del niño, a quien, dada su naturaleza, nada puede darle alegría. Él crece insatisfecho, pasional, obstinado e irremediablemente solo. No encontrará ningún alivio en la Academia Militar, juzgará despótica y tiránica la vigilancia de su servicio Andrea, una cadena de dependencias degradadas en el ejército, y otras más opresivas cadenas del amor, en la prisión del Piemonte. Así estará preso de la fiebre de los viajes, de la pasión por los caballos, de un profundo sentimiento de fastidio, inutilidad, malcontento, de un tumulto en fin de vida íntima, que encontrará expresión luego en la poesía.

 
Naturalmente la parte más interesante, para el suscrito, es aquella en la que el poeta recoge el lento y duro descubrimiento de la vocación literaria (por toda la vida, la pasión por los caballos hará competencia con la de la literatura); y la descripción de la larga y fatigosa escalada de la poesía; de otro modo no pudo conservar el recuerdo  de la historia de “la época” de los viajes, con la representación de los vagabundeos por toda Europa y los libertinajes inconscientes.

 
En cuanto al estilo de la obra diré que es muy placentero, incisivo y logrado a través de la aproximación de constructos noblemente clásicos y de modos inferidos del discurso familiar. No hay gratuita pedantería literaria ni dificultad de su lectura. El texto es sumamente cercano a la lengua de hoy, siempre atento a restituir las emociones y las ideas.

(Edición de mi hojeada: Vida de Victorio Alfieri, Garzanti, 2004, euro 8, 70)

f.s.

 

[Leggi tutte le traduzioni di José Daniel Henao Grisales pubblicate su Retroguardia ]